Shayana Shop

Shayana Files

Archivos Shayana - Historia

Papá Noel y Shayana tienen más cosas en común de las que piensas

Papá Noel y Shayana tienen más cosas en común de las que piensas
Papá Noel y Shayana no son sólo buenos amigos. También tienen el mismo trabajo: ¡Chamán!



Los fans de Shayana que saben una o dos cosas sobre su más amada reina de las setas también sabrán que ha sido entrenada como una chamana y sacerdotisa profesional, una educación que más adelante demostraría ser muy útil en sus actividades como gerente de smartshop online.

Y aunque los verdaderos fans de Shayana podrían haber leído algunos informes que revelan que Shayana es muy amiga con el auténtico y único Papá Noel (Santa Claus), sólo unos pocos saben que además de ser amigos íntimos, Shayana y Papá Noel son de hecho colegas. Ambos, ella y Papá Noel tuvieron exactamente el mismo entrenamiento: ¡El de chamán! Algunos podría decir que es imposible. ¿Cómo podría Papá Noel, una personalidad cristiana, se un hombre de medicina pagana? ¿No son las Navidades la celebración más cristiana del Cristianismo? ¿O es una gran conspiración comercial que nos hace comprar regalos y gastar dinero? Y ¿qué tiene que ver todo esto con las setas mágicas?

Viendo que el momento más feliz y mágico del año se está acercando cada día más, Shayana ha pensado que es el momento álgido para iluminar a sus verdaderos seguidores, y revelarles algunas de las verdades y sabidurías más sagradas en relación a su amigo Papá Noel, y a la estación de las fiestas navideñas.

Papá Noel, el recolector de setas

Aunque la mayoría de la gente cree que Navidades son unas vacaciones inventadas y celebradas por Cristianos, la mayoría de los símbolos e iconos que asociamos con las celebraciones navideñas son de hecho una rama de las tradiciones chamánicas de las tribus que vivieron en el norte de Europa en la era antes de Cristo.

La seta sagrada de estas personas era la amanita muscaria roja y blanca, comúnmente conocida como la “mosca agaric”. Una seta que se usa en los libros y cuentos de hadas y normalmente está asociada con la magia y los hechiceros. Debido a sus componentes fuertemente alucinógenos, esta seta se usaba a menudo por las tribus ancestrales para obtener mayor conocimiento y tener experiencias trascendentales. La mayoría de los elementos principales de la celebración navideña moderna, tal como Papá Noel o Santa Claus, los árboles de Navidad, renos mágicos y el intercambio de regalos, están fundamentados originariamente en las tradiciones ancestrales en torno a la cosecha y el consumo de estas setas más que sagradas.

Uno de los efectos de la A. muscaria es que el tamaño de los objetos a tu alrededor empiezan de repente a cambiar y a rotar. Te sientes como si estuvieras volando. La sensación de volar podría estar relacionada con los cuentos o renos voladores y las leyendas de los viajes chamánicos incluyendo historias de renos con alas.

Aunque la imagen moderna de Papá Noel fue creada, de algún modo, por el departamento de publicidad de Coca-Cola, la mayor parte de su apariencia, comportamiento y la gente con la que se relaciona, me llevan a creer que es la reencarnación de un chamán recolector de setas ancestral. Uno de los efectos secundarios de A. muscaria es que tu piel y tu cara se vuelven de un rojo brillante. Justo como Papá Noel, que es quien siempre aparece con la nariz y las mejillas enrojecidas. Incluso el famoso saludo de Papá Noel “Ho, ho, ho” nos recuerda bastante bien a la risa eufórica de la gente que ha tomado una seta mágica.

Incluso la forma en que se viste Papá Noel, nos recuerda a la del chamán recolector de setas. Cuando era el momento de salir y cosechar las setas mágicas, los chamanes ancestrales se vestían prácticamente como Papá Noel, con abrigos rojos y blancos de piel decorada y botas negras altas. Estas gentes vivían en casas hechas de abedul y piel de reno, llamadas “yurts”. Se parecían mucho a las tiendas que hacían los Indios. Con un agujero para el humo central, a menudo también usado como entrada. Después de recolectar las setas de debajo de los árboles sagrados donde crecían, los chamanes llenaban sus sacos y volvían a casa. Entonces entraban en sus hogares a través de las chimeneas-entrada y empezaban a distribuir sus regalos de setas con los otros.

El famoso viaje de Papá Noel en un trineo volador a través de los cielos nocturnos, yendo alrededor de todo el planeta por la noche, puede encontrarse en un tiempo atrás en el concepto de “Carroza de los cielos”. Esta carroza era la forma de transporte divina, usada por los dioses de quienes Papá Noel y otras figuras chamánicas descendían. La carroza de Odin, Thor, e incluso el dios egipcio Osiris es ahora conocida como la Osa Mayor, la cual cierra un círculo alrededor de la Estrella Polar en una periodo de 24 horas.

En diferentes versiones de la historia ancestral, la carroza era empujada por renos o caballos. Como los animales se cansaban, sus mezclas de saliva y sangre caían al suelo, formando las setas.

El verdadero espíritu de la Navidad

La celebración de la Navidad es mucho más que una simple festividad comercial. Es gracias a un entendimiento mejor de las verdades reales detrás de esta popular celebración lo que nos permite también entender mejor al mundo moderno, y nuestro lugar en él.

Mucha gente del mundo moderno ha rechazado las Navidades por ser demasiado comerciales, acusando a estas fiestas de no ser nada más que una celebración del materialismo y la codicia. Aún así, el verdadero espíritu de este festival de invierno no se basa en el intercambio de juguetes de plástico, sino en la celebración del regalo de la tierra: la fruta más alta de una seta mágica, y las experiencias reveladoras que puede proporcionar.

En vez de mantener y distribuir los mitos sobre las vacaciones pasadas de moda y confusas, orientadas a gastar dinero, creo que deberíamos de volver a la fuente original de las Navidades y ver a Papá Noel por lo que realmente es. En vez de ir a maratones de compras para comprar los regalos más caros, más grandes, y más brillantes y lujosos, ¿por qué no volver a los básicos y disfrutar de algunas setas mágicas con nuestros seres queridos en esta estación de fiestas? ¿Qué mejor regalo pueden compartir familia y amigos que un pequeño trozo de amor e iluminación?